LAS EMPRESAS PASTEURIZADORAS PARMALAT Y ALQUERÍA BAJARON EL PRECIO DE COMPRA DEL LITRO DE LECHE

Publicado el 23 enero 2013 por web

Los productores lácteos del Valle del Cauca están preocupados.

Con un oscuro panorama comenzaron el año los ganaderos en el Valle del Cauca, quienes aseguran que el precio de la leche bajó considerablemente. Así se lo dijo Juan Guillermo Múnera, ganadero de la región que se ha visto afectado, pues, según comenta, los industriales bajaron el precio del litro de leche en un 1,25%.

 

“Desde la segunda quincena de diciembre pasado, las empresas que hacen parte de la industria empezaron a bajar los precios en 10 pesos por litro. Entonces, los $800 que nos pagaban antes, se redujeron a $790, y esto ha afectado mucho la producción en mi hato, tanto que he pensado en engordar mis terneros y convertirlos en carne”, manifestó Múnera.

 

Algunos productores lácteos de esta zona de Colombia, en cabeza de Juan Guillermo, buscaron asociarse para combatir la crisis que viven, pero no lograron hacerlo, pues “la gente no tiene conciencia de lo que es trabajar mancomunadamente. Por eso es muy complicado lograrlo”, ratificó el ganadero.

Bodega ganadera, el único aliciente

Las empresas pasteurizadoras Parmalat y Alquería bajaron el precio de compra del litro de leche en $10 y $20, respectivamente, lo que generó la desmotivación de los productores vallecaucanos, quienes vieron cómo los costos de los insumos aumentaron pero los pagos se redujeron. Ante esto, y el fuerte verano que azota la región, el profesional de Gestión de Proyectos Estratégicos de Fedegán en Tuluá, Andrés Sinisterra, ratificó la importancia que tiene la bodega ganadera en esta zona del país.

“Lo único que estamos haciendo, porque no podemos meternos en los precios pues los industriales son los que determinan valores, es continuar con el programa de Suplementación bovina. Gracias a Dios nos ampliaron la bodega ganadera hasta marzo de 2013, porque este es el principal aliciente que tienen los productores para esta época de verano y esta crisis láctea”, afirmó Sinisterra.

Ahora los ganaderos vallecaucanos esperan que el verano disminuya su intensidad para que el precio de compra y venta de la leche se vuelva a estabilizar, y de esta forma la producción de la región no se siga viendo afectada.

Comments are closed.